Cuernavaca

CDMX
CONTACTO

MODALIDADES DEL PARTO



Modalidad del parto y riesgo de trastornos del suelo pélvico

Los trastornos del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria y el prolapso de los órganos pélvicos se asocian con el parto y afectan a millones de mujeres

 

httpswwwintramednetUserFilesvinetas93586jpg

Introducción

Trastornos del suelo pélvico, incluida la incontinencia urinaria, incontinencia anal (IA) y prolapso de órganos pélvicos (POP), son comunes en mujeres de todo el mundo. Nygaard et al encontró que aproximadamente el 25% de las mujeres en los Estados Unidos de 2005 a 2006 tenían al menos 1 trastorno del suelo pélvico, con una tasa más del doble para las mujeres mayores de 80 años.

El riesgo de cirugía de la mujer por POP o incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE) se estimó en 20% 2 en 2014 y, en 2008, la tasa de reoperación a 10 años se estimó en 17% .

La población de EE. UU. Tiene 65 años y se espera que las personas mayores se dupliquen entre 2010 y 2050,4, lo que aumentará aún más la carga y los costos de los trastornos del suelo pélvico en el sistema de atención médica.

A pesar de los avances recientes, los mecanismos biológicos subyacentes a los trastornos del suelo pélvico siguen siendo inciertos. Los estudios epidemiológicos sugieren que los trastornos del suelo pélvico se asocian con el parto, porque estas afecciones están fuertemente asociadas con la paridad y son más comunes después del parto vaginal versus el parto por cesárea.

Sin embargo, se sabe poco sobre la asociación de diversas exposiciones obstétricas con el curso y la progresión de trastornos del suelo pélvico durante la vida de una mujer.

Los objetivos de este estudio fueron describir la incidencia de trastornos del suelo pélvico después del parto y para identificar características maternas y obstétricas asociadas con patrones de Incidencia en las primeras 1 a 2 décadas después del parto.

IMPORTANCIA

Los trastornos del suelo pélvico (p. Ej., Incontinencia urinaria), que afectan a aproximadamente el 25% de las mujeres en los Estados Unidos, están asociados con el parto. Sin embargo, poco se sabe sobre el curso y la progresión de los trastornos del suelo pélvico a lo largo del tiempo.

OBJETIVO

Describir la incidencia de trastornos del suelo pélvico después del parto e identificar las características maternas y obstétricas asociadas con los patrones de incidencia 1 a 2 décadas después del parto.

DISEÑO, AJUSTE Y PARTICIPANTES

Se reclutaron mujeres de un hospital comunitario para este estudio de cohorte de 5 a 10 años después de su primer parto y se les realizó un seguimiento anual de hasta 9 años.

El reclutamiento se basó en el modo de entrega; Los grupos de entrega fueron emparejados por edad y años desde la primera entrega. De 4072 mujeres elegibles, 1528 se inscribieron entre octubre de 2008 y diciembre de 2013. El seguimiento anual continuó hasta abril de 2017.

EXPOSICIONES

Los participantes se clasificaron en los siguientes modos de grupos de parto: parto por cesárea (solo partos por cesárea), parto vaginal espontáneo (1 parto vaginal espontáneo y sin parto vaginal quirúrgico) o parto vaginal quirúrgico (1 parto vaginal quirúrgico).

PRINCIPALES RESULTADOS Y MEDIDAS

Incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE), vejiga hiperactiva (OAB) e incontinencia anal (AI), definidas utilizando puntuaciones de umbral validadas de la Epidemiología del cuestionario de incontinencia y prolapso, y prolapso de órganos pélvicos (POP), medido utilizando la pelvis Examen de cuantificación de prolapso de órganos.

Las incidencias acumuladas, por grupo de entrega, se estimaron utilizando métodos paramétricos. Las razones de riesgo, por exposición, se estimaron utilizando modelos semiparamétricos.

RESULTADOS

Entre 1528 mujeres (778 en el grupo de parto por cesárea, 565 en el grupo de parto vaginal espontáneo y 185 en el grupo de parto vaginal quirúrgico), la edad promedio al primer parto fue de 30.6 años, 1092 mujeres (72%) eran multíparas al momento de la inscripción (2887 partos totales), y la edad media de inscripción fue de 38,3 años.

Durante una mediana de seguimiento de 5.1 años (7804 visitas de personas), hubo 138 casos de IUE, 117 casos de OAB, 168 casos de AI y 153 casos de POP.

Para el parto vaginal espontáneo (referencia), los incidentes acumulados de 15 años de trastornos del piso pélvico después del primer parto fueron los siguientes: IUE, 34.3% (95% CI, 29.9% -38.6%); OAB, 21.8% (IC 95%, 17.8% -25.7%); AI, 30,6% (IC 95%, 26,4% -34,9%) y POP, 30,0% (IC 95%, 25,1% -34,9%).

En comparación con el parto vaginal espontáneo, el parto por cesárea se asoció con un riesgo significativamente menor de IUE (cociente de riesgo ajustado [aHR], 0,46 [IC 95%, 0,32-0,67]), OAB (aHR, 0,51 [IC 95%, 0,34-0,76] ), y POP (aHR, 0.28 [IC 95%, 0.19-0.42]), mientras que el parto vaginal quirúrgico se asoció con un riesgo significativamente mayor de IA (aHR, 1.75 [IC 95%, 1.14-2.68]) y POP (aHR, 1,88 [IC 95%, 1,28-2,78]).

Al estratificar por modo de administración, los índices de riesgo para el POP, en relación con un tamaño del hiato genital menor o igual a 2,5 cm, fueron de 3,0 (IC del 95%, 1,7-5,3) para un tamaño del hiato genital de 3 cm y 9,0 (IC 95%, 5.5-14.8) para un hiato genital mayor o igual a 3.5 cm.

 

Incidencia acumulada de trastornos del suelo pélvico por modo de parto

CONCLUSIONES Y RELEVANCIA

En comparación con el parto vaginal espontáneo, el parto por cesárea se asoció con un riesgo significativamente menor de incontinencia urinaria de esfuerzo, vejiga hiperactiva y prolapso de órganos pélvicos, mientras que el parto vaginal quirúrgico se asoció con un riesgo significativamente mayor de incontinencia anal y prolapso de órganos pélvicos.

Un mayor hiato genital se asoció con un mayor riesgo de prolapso de los órganos pélvicos independientemente del modo de parto.

Comentarios

Los trastornos del suelo pélvico, como la incontinencia urinaria y el prolapso de los órganos pélvicos (cuando uno o más de los órganos pélvicos caen de su posición normal) se asocian con el parto y afectan a millones de mujeres en los Estados Unidos.

Este estudio examinó el riesgo de trastornos del suelo pélvico según el método de parto en el parto entre 1.500 mujeres una o dos décadas después del parto. El parto por cesárea comparado con el parto vaginal espontáneo se asoció con un menor riesgo de incontinencia urinaria por esfuerzo, vejiga hiperactiva y prolapso de órganos pélvicos.

Un parto vaginal quirúrgico, como el uso de fórceps o uno asistido por vacío, se asoció con un mayor riesgo de incontinencia anal y prolapso de órganos pélvicos. Los datos para el estudio fueron de un solo hospital, por lo que es posible que los resultados no se generalicen a todas las poblaciones.